Dr. Gabriel Rebollón G.

BLOG

La Ciencia detrás de la Terapia de Plasma Convaleciente y el Covid-19

Dr Gabriel Rebollón: Buenas noches a todos. Muchas gracias por acompañarnos en este Instagram live de @SangrePanama. El día de hoy hablaremos con el Dr. Ludwig Frontier, médico dominicano y Doctor en Ciencias y Salud Global de la Universidad AT Still de Arizona, Estados Unidos, certificado en Terapia Celular por la universidad George Washington, miembro de la Asociación Americana de Bancos de Sangre (AABB), Asociación Americana de Salud Pública (APHA) y quien además labora como Gerente Medico Senior para Macopharma, una empresa global con liderazgo en el manejo de plasma convaleciente en Europa, y el resto del mundo.

Dr. Frontier: Buenas noches Gabriel, un placer en saludarte. Hoy los estoy acompañando desde Atlanta, donde vivo en la actualidad. Extrañando a Panamá, mi segunda casa.

Dr Gabriel Rebollón: Doctor, ya pasamos la línea de los 2 millones de pacientes con Coronavirus en elmundo. Hay muchos retos globales en el diagnóstico y el tratamiento. Hoy queremos enfocarnos en un tema caliente, el uso de plasma convaleciente en pacientes con Covid-19. Para eso trataremos de responder 5 preguntas claves.

Dr. Frontier: con mucho gusto, cuénteme.

Dr Gabriel Rebollón: ¿Qué es la terapia con plasma convaleciente?

Dr. Frontier: Las personas que se han recuperado de COVID-19 tienen anticuerpos contra la enfermedad en la sangre. Los médicos llaman a esto plasma convaleciente. Los investigadores esperan que se pueda administrar plasma convaleciente a las personas con COVID-19 grave para aumentar su capacidad de combatir el virus.

Dr Gabriel Rebollón: ¿La terapia con plasma convaleciente es nueva?

Dr. Frontier: No, para nada. Incluso, esto nace por el concepto de inmunización pasiva y su uso para la prevención y el tratamiento de enfermedades infecciosas humanas se remonta al siglo XX.

Desde la década de 1880 hasta la era de los antibióticos, el plasma convalesciente se utilizó para prevenir y tratar muchas infecciones bacterianas y virales en humanos y en modelos animales.

En 1890, el primer enfoque racional explotado por los fisiólogos alemanes  von Behring y Kitasato para tratar la difteria fue el suero sanguíneo; inicialmente, se produjo a partir de animales inmunizados, pero pronto se identificó sangre completa o suero de donantes recuperados con una inmunidad humoral específica como una posible fuente de anticuerpos específicos de origen humano.

Hay varios ejemplos del uso de CBP para la profilaxis o el tratamiento de enfermedades infecciosas bacterianas como la escarlatina (fiebre escarlata) en los años 1920–40 y la tos ferina hasta la década de 1970.

Los estudios realizados durante la pandemia de gripe española de 1918 a 1920 sugirieron que el uso de PLASMA CONVALESCIENTE  podría ser eficaz y, por primera vez, la PC se identificó como una terapia potencial para una serie de infecciones virales.

En las décadas siguientes, se reclamó la posible eficacia terapéutica para el tratamiento del sarampión, la fiebre hemorrágica argentina, la influenza, la varicela, las infecciones por citomegalovirus, el parvovirus B19 y … o más recientemente y relacionadas con nuestra pandemia viral actual:

El plasma convaleciente se ha utilizado en otras dos epidemias de coronavirus en el siglo XXI: 

• El síndrome respiratorio agudo severo (lo llamaremos SRAS-1) es una enfermedad respiratoria viral causada por un coronavirus llamado coronavirus asociado al SARS (SARS-CoV) en 2003. 

• Y el conocido MERS, un coronavirus relacionado con el síndrome respiratorio de Oriente Medio, o EMC / 2012, es una especie de coronavirus que infecta a humanos, murciélagos y camellos.

La experiencia de esos brotes muestra que el plasma convaleciente contiene anticuerpos neutralizantes. El estudio más grande involucró el tratamiento de 80 pacientes en Hong Kong con SARS1. 

En comparación con los que recibieron plasma más tarde, los pacientes que fueron tratados antes del día 14 tuvieron mejores resultados según lo definido por el alta hospitalaria antes del día 22, apoyando la administración temprana para un efecto óptimo. 

Los datos limitados también sugirieron beneficios en individuos gravemente enfermos: tres pacientes con infección por SARS-CoV-1 en Taiwán fueron tratados con plasma convaleciente, lo que resultó en una reducción en la carga viral; los tres receptores sobrevivieron. 

El tratamiento con plasma convaleciente también se reportó en tres pacientes en Corea del Sur con MERS.

Dr Gabriel Rebollón: hablemos más sobre esto ¿Ha sido probada en la pandemia actual?

Dr. Frontier: En esta pandemia actual, hay publicaciones de que se ha utilizado plasma convaleciente en China para tratar pacientes con COVID-19. En un estudio piloto de 10 pacientes con COVID-19 grave, los investigadores recolectaron plasma convaleciente con títulos de anticuerpos neutralizantes a una dilución 1: 640 o superior. 

La transfusión de plasma convaleciente resultó en que no existieron complicaciones en los receptores. 

• Los 10 pacientes tuvieron una mejoría en los síntomas (por ejemplo, fiebre, tos, falta de aliento y dolor en el pecho) dentro de 1-3 días de la transfusión; 

• También demostraron una mejoría radiológica en las lesiones pulmonares. 

• En 7 pacientes con pruebas en sangre positivas (ARN-emico), la transfusión de plasma convaleciente se asoció temporalmente con cargas virales indetectables en sangre. 

  • Además, el 39 de 40 (97,5%) de pacientes recuperados con COVID-19 mostró títulos de anticuerpos neutralizantes altos ≥160.

Una serie de casos de 5 patentes críticamente enfermas en China también informó una mejoría en el estado clínico después de la transfusión con plasma convaleciente (títulos de IgG de SARS-CoV-2> 1000) como se evidencia al desconectar la ventilación mecánica, la reducción de las cargas virales, la oxigenación mejorada y la estabilización clínica.  

Aunque limitado por tamaños de muestra pequeños y limitaciones del diseño del estudio y las modalidades de tratamiento concomitantes (por ejemplo, remdesivir, ribavirina, corticosteroides, etc.), estos hallazgos sugieren que la administración de plasma convaleciente es segura, reduce la carga viral y puede mejorar los resultados clínicos.

Esto ha llevado a reclamar una adopción más amplia de plasma convaleciente para COVID-19. No obstante, aunque los datos respaldan la seguridad y la eficacia potencial del plasma convaleciente, se necesitan ensayos aleatorios. 

De manera similar, se ha sugerido una dosis alta de inmunoglobulina intravenosa (IgIV) como una terapia potencial para COVID-19 (24); sin embargo, los datos de respaldo son pocos y están empañados por posibles factores de confusión.

Dr Gabriel Rebollón: En su opinión como médico, científico y terapista celular, ¿Cuál es el potencial uso de plasma convaleciente para tratar el covid-19?

Dr Frontier: Se prevé que el plasma humano de pacientes recuperados con COVID-19 sea una terapia segura y potencialmente efectiva para el tratamiento y la profilaxis posterior a la exposición por igual. 

-Ventaja a los enfermos

-Ventaja a personas en riesgo 

Evidencia sustancial de beneficio con el uso previo de infecciones virales ofrece un fuerte precedente para tal enfoque. Sin embargo, es de vital importancia realizar ensayos clínicos bien controlados para confirmar la eficacia, informando así la toma de decisiones racional basada en la evidencia.

Dr Gabriel Rebollon: muy interesante doctor, esto es un tema fascinante. Luego de toda la discusión,¿Cuál es la relación entre donación de sangre y el tratamiento de covid-19?

Dr. Frontier: Necesitamos que las personas comiencen a participar para donar sangre … No queremos tener que racionar los productos sanguíneos porque somos muy escasos. 

El paciente de oncología y el paciente con anemia falciforme no pueden esperar a que termine esta pandemia para su próxima infusión.

La OMS nunca ha reportado que los virus respiratorios se transmitan a través de la sangre o los componentes sanguíneos; por lo tanto, cualquier riesgo potencial de transmisión por transfusión de sangre recolectada de individuos asintomáticos es teórico.

Mantener un suministro de sangre seguro y adecuado durante el brote pandémico de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) es un desafío, dice la OMS.

 Los servicios de sangre deben evaluar continuamente sus reservas de sangre cuidadosamente en previsión de incertidumbre en la escala de las actividades de recolección. 

Durante la transmisión generalizada, la demanda de sangre y componentes puede disminuir a medida que el sistema de atención médica se desplaza hacia el tratamiento de un número creciente de pacientes con COVID-19 y se aplazan las cirugías electivas y las intervenciones clínicas no urgentes. 

Pero las transfusiones de sangre seguirán siendo necesarias para situaciones de emergencia como traumatismo, hemorragia posparto, anemia infantil grave, discrasias sanguíneas y cirugías urgentes que requieren disponibilidad de sangre. 

También puede ser necesario aumentar las existencias para apoyar a los pacientes con COVID-19 con sepsis grave o que requieren soporte de oxigenación.

Dr Gabriel Rebollón: Muchas gracias Dr. Frontier por acompañarnos en este Instagram live. ¿Quiere compartir algún mensaje a los que nos escuchan?

Dr Frontier: Se prevé que el plasma humano de pacientes recuperados con COVID-19 sea una terapia segura y potencialmente efectiva para el tratamiento y la profilaxis posterior a la exposición por igual. Evidencia sustancial de beneficio con el uso previo de infecciones virales ofrece un fuerte precedente para tal enfoque. 

Sin embargo, es de vital importancia realizar ensayos clínicos bien controlados para confirmar la eficacia, informando así la toma de decisiones racional basada en la evidencia.

La transfusión de plasma generalmente se considera un procedimiento de bajo riesgo, pero no está exento de riesgos. 

Las Terapias de reducción de patógenos para los componentes sanguíneos deberían ser explorado para garantizar la salud, el costo y la seguridad de los pacientes. 

Aún hay mucho por entender, mientras tanto respetemos las medidas de seguridad y distanciamiento social. 

¡Y hay que DONAR!

Dr Gabriel Rebollón: Queremos invitarlos a que donen sangre voluntariamente, los hospitales siguen llenos de pacientes de cáncer, complicaciones hematológicas. Todos ellos necesitan nuestro apoyo y ahora vemos que el plasma que se extrae de nuestra sangre puede ser una opción de manejo mientras tengamos las vacunas. Buenas noches a todos, lávense las manos y cuídense.

Mira la Entrevista Completa

Si te gustó este artículo, por favor compártelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 4 =

Ir arriba